No creas que voy a gritar (2019)

Un hombre de 45 años de edad vive en un pequeño pueblo de las montañas de Alsacia completamente aislado, sin coche, trabajo y ninguna perspectiva real de futuro, tan solo rodeado por los recursos que le pueda dar la exuberante naturaleza del lugar. El hombre, pese al idílico paisaje, se encuentra sumido en una profunda angustia. El clima que se respira en el resto del país no es menos desolador. Francia aún se encuentra en shock tras los ataques terroristas que se dieron durante el mes de noviembre de 2015, con el estado de emergencia permanentemente activado. El hombre, solo y desvalido, con un constante sentimiento de sofoco e indefensión tras la ruptura de la relación que un día le llevó hasta allí, su única salida es el visionado de películas de todas las épocas, de Eastwood a Bonello, de Carpenter a Von Sternberg. Perdido y desesperado, su mejor forma de externalizar el desasosiego, a la vez que huir de él, es ver hasta tres, cuatro o cinco películas cada día. Así, decidirá editar fragmentos de todas esas películas de engulle jornada tras jornada para exponer su machacada situación, creando un dramático documental. Cine compuesto por fragmentos de otros, el cine como salvación y condena. Cine para todos aquellos que necesitan huir del mundo y de sí mismos. Ocultar sinopsis completa ... Mostrar sinopsis completa

 

MOST COMMENTED

See all